SHARE:

Se encuentra usted aquí

Nuestra Historia

 En 1979, Michael Stewartt se opuso al plan de construcción de una central termoeléctrica de carbón en Utah que impactaría la calidad del aire y obstruiría la vista de las mesetas de Colorado y el Gran Cañón. Para demostrar su punto de vista, voló con los reporteros para un vistazo personal de la columna de humo de una central similar. Sus reportes llegaron a las noticias nacionales y finalmente provocaron la oposición pública a la propuesta. Esa central nunca se construyó y Stewartt fundó LightHawk, trabajando desde entonces para brindar una perspectiva aérea a beneficio de la protección ambiental.

Lo que comenzó hace casi 35 años con un hombre y una avioneta prestada se ha expandido a incluir más de 200 pilotos voluntarios que vuelan para proteger la tierra, el agua y la vida silvestre en 32 estados y diez países. Aunque el alcance y la escala de LightHawk han aumentado, la idea general permanece la misma. Al compartir la perspectiva aérea con pasajeros cuidadosamente seleccionados, los vuelos de LightHawk claramente ilustran las amenazas ambientales y revelan las posibles soluciones, proporcionando información valiosa a la comunidad de conservación e inspirando a que la gente participe.